bien peiná

Dentro de este paseo por el naming imposible, mi favorito podría ser la marca de una fábrica de patatas y encurtidos radicada en Murcia: Pijo

Según su página web:

“La marca nació gracias a la idea de crear una línea de productos con un claro carácter murciano pero contando con la posibilidad de viajar fuera de las fronteras regionales. De ahí surgió el nombre “PIJO”; por un lado, para los murcianos una palabra unida a nuestra jerga y que tiene diferentes connotaciones; por otro lado, la palabra pijo que significa refinado, elegante o con clase”.

Una verdadera declaración…y una buena decisión de naming. ¿Quién se va a resistir a comprar una de estas bolsas? Yo no.

Dentro de la gama tenemos las aderezadas con limón y pimienta:

“Patatas fritas con mucha clase, aderezadas con un toque de limón, pimienta y en su punto de sal.”

Las clásicas:

“Unas patatas fritas con un estilo divino y nuestro corte más fino para una experiencia extra crujiente”.

Otras más atrevidas, tipo pollo al pimentón:

“Patatas fritas con mucho, mucho estilo y un toque de sabor a pollo asado aderezado con Pimentón de la familia Albarracín.”

Las que tienen sabor a aceituna negra:

“Un exquisito estilo mediterráneo y sabor a aceituna negra, para nuestras patatas con más tronío.”

Las más raciales, sólo aptas para gente recia:

“Patatas doradas con la elegancia que da la tradición de nuestra receta al ajo cabañil.”

y las de sabor mojo canario

Papas fritas con todo el auténtico sabor canario del mojo picón.”

El mundo de la estética aporta verdaderos hallazgos: en Santander encontramos la peluquería “Esto no es Lourdes” . Verdaderamente son sinceros, no arriesgan y su promesa de marca es limitada: te lavamos el pelo pero no te convertimos en Charlize Theron. Es  lo que hay.

 

esto no es lourdes

Otro competidor importante es la madrileña “La bien peiná” peluquería y maquillaje, con un símbolo Vintage destacado: la señorita que mira al público con ojos de asombro.

Dentro del sector del producto de estética encontramos un naming rotundo:  pinzas de pelo Alisa Guay

 

y dentro del mundo Guay, los supermercados que llevan este nombre en Tenerife:

Mi marca es guay

Todo un mundo de nombres ingeniosos que uno puede disfrutar en un simple paseo por la calle.
Muchas veces el toque de humor en el naming provoca la sonrisa y hace de una marca algo memorable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*