El mundo de las Fundaciones siempre me ha parecido fascinante por lo que tienen de altruista. Del mismo modo, las marcas de las Fundaciones pienso que abrigan una promesa filantrópica. Hay quién piensa que una Fundación se crea para defraudar impuestos pero creo que en la mayoría de ellas hay un fondo de alteridad que a veces se mezcla con razones diversas inconfesables.

En el magnífico ejemplo de la Identidad de la Fundación Biodiversidad (en el cual ejemplo no tuve nada que ver), se plasma de manera sencilla y poderosa la fuerza de una brizna de hierba al viento, nada más y nada menos. Un ejemplo notable.

http://fundacion-biodiversidad.es/es

He tenido la oportunidad de colaborar en la creación de diversas marcas de fundaciones.

La Fundación Tripartita para la Formación Continua (ahora Fundae) suponía un novedoso concepto trilateral (Administración-Sindicatos-Patronal) que quedó perfectamente plasmado en el símbolo de Moebius o “infinto”, pero con tres lazos, un proceso sin principio ni fin en constante movimiento que fue interpretado por el diseñador, Hernán Mauas, con mucho acierto.

                                                

En 2016, la Identidad ha sufrido un leve retoque aplanando su degrade y haciendo un giro conceptual en su Naming, con una gráfica más amable.

http://www.fundae.es/Pages/default.aspx

Otra gran Fundación, esta cultural , en la que tuve la suerte de colaborar fue la creación de la Fundación Maxam. Mención aparte merece la génesis de la marca Maxam, una de las grandes supermarcas industriales españolas.

http://www.maxam.net/es/fundacion

La Fundación es una adaptación de la masterbrand Maxam al mundo pictórico de la colección. Cada año es tradición que la compañía encargue a un primer figura de la pintura una representación del mundo del explosivo. Desde finales del S XIX y casi de forma ininterrumpida la compañía ha encargado obra casi todos los años. Qué mejor representación de la Fundación Maxam que un primer plano de la modelo de Romero de Torres,  la bailarina sevillana Elisa Muñiz “Amarantina” encendiendo la mecha con su cigarro en el cartel de 1924

.  CARTEL_1924

1924, Romero de Torres, Julio

Encendiendo la mecha
Óleo/lienzo
63,50×40,50 cm.

 .

Fundación Tomás Moro

Una de mis marcas favoritas en el mundo de las fundaciones es la de la Fundación Tomás Moro que representa un ave mitológica, la calandria, pájaro silvestre y de hermosos cantar. Muestra dos cabezas que portan el lema “memorándum mihi unde veniam, ut sciam quo vadam”, que quiere decir “recuerdo de donde vengo para saber a dónde voy”.

La Fundación Tomás Moro tiene como objetivo la promoción de toda clase de estudios y actividades, sin determinación expresa de beneficiarios, dedicados a la investigación, desarrollo, divulgación y proyección social de una corriente de opinión inspirada en los ideales y doctrinas que conformen el humanismo cristiano; y, secundariamente, la concesión de becas, auxilios, bolsas de viaje, o cualquier otro tipo de ayuda para la realización de los estudios con la indicada finalidad, o para la satisfacción de necesidades intelectuales relacionadas con aquella; y, en general, todas aquellas actividades que de manera directa o indirecta se relacionen con los expresados fines.

Sus actividades se desarrollarán en todo el territorio nacional y podrán tener lugar también en el extranjero.

http://fundaciontomasmoro.es/

            

La paleta cromática es una elegante conjunción de gris pantone 430 y dorado, metal precioso, que nos remite al búsqueda de la excelencia.

Fundación Altadis

  

Por terminar este breve repaso de algunas de mis marcas de fundaciones favoritas, quiero dejar constancia aquí de la marca de la Fundación Altadis.

Dado que el objetivo social de la Fundación es el fomento y la divulgación de la cultura, la elección del motivo de gráfico alude a una escultura: Se trata de un airoso dintel de entrada que se eleva y proyecta su sombra protectora, dinámica y en expansión.

Una puerta abierta al futuro. Una visión optimista reforzada por el amarillo cadmio, casi dorado, que evoca la búsqueda de la excelencia.

El nombre “Fundación Altadis” otorga estabilidad institucional al conjunto de los signos de Identidad y se completa con el claim “Nuevo mileno” que alude a la promesa de un futuro que se abre al traspasar el umbral del cambio de milenio.

El mundo de las fundaciones no ha sido suficientemente atendido por los profesionales el branding. Siempre estaremos a tiempo de contribuir con nuestro trabajo altruista a mejorar también, el universo gráfico del Tercer Sector, aportar valor en la mediada de lo que sabemos hacer a mejorar la calidad de las marcas de las fundaciones..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*