visual thinking

Cómo nacen las metodologías Agile?

Hoy en día, una parte significativa de los proyectos se dan en entornos dinámicos, con un elevado componente de Innovación. Los cambios no son vistos como una amenaza sino como una oportunidad de desarrollo y aprendizaje.

Las metodologías Agile son ya una realidad y una exigencia en el tejido empresarial actual, y su dominio es una necesidad competitiva para los Project Managers del siglo XXI. El número de proyectos que demandan un ‘enfoque ágil’ de gestión es creciente, al no ser efectivo el marco predictivo o waterfall.

Del 11 al 13 de febrero de 2001, en la estación de esquí The Lodge at Snowbird en las montañas Wasatch de Utah, diecisiete personas se reunieron para hablar, esquiar, relajarse e intentar encontrar un terreno común, y por supuesto, para comer.

Lo que surgió fue el Manifiesto Agile «Software Development».  A la reunión acudieron representantes de Extreme Programming, SCRUM, DSDM, Adaptive Software Development, Crystal, Feature-Driven Development, Pragmatic Programming, y otros simpatizantes con la necesidad de una alternativa a la gestión pesada del software.

Nombrándose ellos mismos «The Agile Alliance», este grupo de pensadores independientes sobre desarrollo de software, y algunas veces competidores entre sí, acordaron el Manifiesto para el desarrollo de software ágil:

Los 12 Principios del Manifiesto Agile

  1. Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de software con valor.
  2. Aceptamos que los requisitos cambien, incluso en etapas  tardías del desarrollo. Los procesos Ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al  cliente.
  3. Entregamos software funcional frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, con preferencia al periodo de  tiempo más corto posible.
  4. Los responsables de negocio y los desarrolladores trabajamos juntos de forma cotidiana durante todo el proyecto.
  5. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos  motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que  necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo. 
  6. El método más eficiente y efectivo de comunicar  información al equipo de desarrollo y entre sus  miembros es la conversación cara a cara.
  7. El software funcionando es la medida principal de  progreso.
  8. Los procesos Ágiles promueven el desarrollo sostenible. Los promotores, desarrolladores y usuarios debemos ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño mejora la Agilidad.
  10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos auto-organizados.
  12. A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia. 

En busca de la organización Teal

Si bien inicialmente el movimiento Agile es una iniciativa de desarrolladores de software, en un sentido amplio todos en nuestra carrera profesional hemos buscado trabajar con personas que participen de un conjunto de valores compatibles con los nuestros, basados ​​en la confianza y el respeto mutuo y la promoción de modelos organizativos enfocados ​​en las personas.

Todo ello desemboca en la construcción de tipos de comunidades organizativas Teal. Pero de esto hablaremos en otro post.